Receta para diseccionar un tórax o sostener una discusión

Por A.B.

Abrir una caja torácica puede parecer una labor rudimentaria, aunque en realidad se trata de algo que requerirá toda nuestra atención. Es altamente probable que un sujeto no resista cierto tipo de maltrato involuntario, mucho menos que cometamos alguna torpeza relacionada con la falta de tacto. Este nivel de estudio resiste la observación y el placer por partes iguales, aprender anatomía en terreno tiene mucho más sentido que hacerlo en los libros. Tarde o temprano nos veremos enfrentados a una experiencia conflictiva, en donde ambas partas buscarán un resultado que no involucre daño colateral. Del mismo modo, la edificación de un discurso persuasivo puede hacernos perder el tiempo y la paciencia.

  1. El tórax aloja y protege al corazón, uno de los órganos más importantes del cuerpo

Cuando hagamos la primera incisión, procuraremos que el sujeto de prueba esté inconsciente. La idea es que podamos adentrarnos y trabajar con tranquilidad. El cuerpo se defenderá, dado que nuestros estudios son elementos secundarios ante un eventual caso de muerte. Las reacciones violentas suelen estar sujetas a un sentido de protección. Cabe recordar que antes de discutir algo debemos estar preparados para velar por la seguridad de nuestra contraparte, ya que se expondrán detalles personales y las enfermedades saltarán a la vista. Lo peor que le puede pasar a un paciente o una persona amenazada es sentir que los estudian sin ninguna finalidad. No empecemos pensando que este experimento será placentero, el hallazgo y la reserva no se llevan bien.

1335632931661davincic4

  1. La entrada está repleta de vasos sanguíneos y linfáticos, nervios cutáneos y glándulas sudoríparas 

Conoce a la perfección el campo de juego, estudia cada paso y sus reglas antes de proceder. Las disecciones siempre involucrarán algún riesgo a corto, mediano y largo plazo. Un buen observador entiende que con el mero acto de estudiar un objeto afecta su funcionamiento normal, perturba su naturalidad. Básicamente, esto significa que debemos conectarnos con el paciente para que se entregue a nuestro cuidado, palabras y cuchillo. De esta forma, cualquier desliz será un error compartido. Un argumento bien expuesto vale más que una opinión, a pesar de que la mayoría discuta con el único propósito de estar en lo correcto.

17487119

  1. El espacio entre las costillas posee capas de músculos que dificultan el avance de la magia y la ciencia 

Procuraremos que cada incisión sea fina, dibujando líneas longitudinales para que no reaccionen los tejidos. Separamos y seguimos el trayecto de las fibras musculares, además de efectuar una punción en la línea axilar media, evitando cometer un accidente absurdo. Los músculos pectorales (mayor y menor) van hacia los costados, mientras que el serrato anterior y el subclavio se mueven para facilitar nuestra tarea. Más tarde nos encontraremos con los músculos intercostales, subcostales y transversos. La postura es fundamental para que los seres se muevan, pero cada músculo se adapta a un estilo de vida, reaccionando distinto. Hay pacientes que están atrofiados por la falta de movimiento, otros enseñan una clara hipertrofia por culpa de su exceso. A la hora de rebatir una idea esto cobrará otro sentido, remitiéndose a un choque entre dos intereses. Cabe recordar que las personas que juegan a la defensiva suelen transformar una simple discusión en una batalla campal, rompiendo los márgenes del entendimiento. De aquí proviene la demagogia.

musculos

4. El esternón es una base que sostiene los huesos del pecho 

La línea mediana anterior funciona como un punto de fuga, por ahí entraremos a la caja torácica. Más tarde nos encontraremos con veinticuatro arcos, costillas y cartílagos costales. Ya sea que nos hallemos frente a un paciente con tórax en embudo (hacia dentro) o en carena (hacia fuera), nuestra misión consistirá en abrirnos el paso y no cuestionar su forma. Algunos pacientes viven con mucha intensidad y se les hincha el pecho, mientras que otros se encierran tanto en sí mismos como para hundirse en una profunda depresión mental y física. Esto sucede porque las costillas son ligeras y elásticas, huesos esponjosos que reflejan el grado de versatilidad que tiene el ser humano. Las siete primeras costillas son verdaderas, ya que están directamente conectadas con el esternón. Las falsas se unen con las verdaderas, mientras que las flotantes quedan a la deriva y terminan en la musculatura abdominal posterior. Todo está emparentado en un cuerpo, sucede lo mismo cuando dos de ellos anhelan comprenderse. Nuestras emociones pueden crear nuevos conflictos que carecen de seriedad y pragmatismo. De lógica.Gray112

  1. El abordaje hasta el corazón primero pasa por remover los pulmones 

Cada vez que respiramos se nos infla el pecho, de esta forma absorbemos el aire que nos rodea para adaptarnos a nuestro ambiente. Es increíblemente importante recordar que todo tiene solución, en este caso el optimismo se relaciona con la perseverancia y la paciencia. A menos que discutamos algo urgente, avanzaremos según las reacciones del otro individuo, porque como sucede con la mayoría de las cosas, nuestro éxito dependerá de la actitud. De eso se trata el progreso, la buena estrategia: de intentar cosas nuevas cuando lo demás ha fallado. Un argumento débil se escuchará como una constante repetición de sucesos, fluyendo una y otra vez hacia los problemas.

eb8ef49cf68fbfbbd5bfe1a3a177a57f

  1. Llegamos a la bomba de tiempo

El corazón impulsa la sangre y la distribuye a través de nuestro organismo. No es casualidad que tenga el mismo tamaño de un puño, tampoco que sea hueco ni que esté dividido en un lado derecho y otro izquierdo. Recordemos que la frecuencia cardíaca normal fluctúa entre sesenta y ochenta latidos por minuto, aunque para los seres impetuosos esta regla no aplica; los enamorados enseñan una media de cien latidos por minuto, por ejemplo. Ahora que hemos llegado al final del camino, solo nos queda tomar la decisión de cerrar el cuerpo del paciente o dejarlo abierto. Respetemos nuestro trabajo y veámoslo como un acto de pureza, no degrademos eso que buscábamos con tanto ahínco. Aquellos que quieran quedarse siempre con la última palabra, que la tengan. Aquellos que amen pensar, vibren y callen con su dolor. Que los guerreros actúen y los monstruos hagan lo que se les venga en gana. Cada ser constituye un mundo distinto, de ahí que la magia tenga tantos colores y parezca a la vez tan repugnante cuando los rituales terminan.

Los sorprendentes dibujos del corazón de Leonardo da Vinci



Categorías:El caldero de Morgana le Fay

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: