“El problema de los Tres Cuerpos”, de Cixin Liu

Por Vodka Popota.

Se hace difícil leer un libro cuando no te agrada su género o no conoces el país al que hace referencia. Pero de eso se trata la literatura, de arriesgarnos a llegar hasta lugares remotos y descubrir otras realidades muy distintas a la nuestra.

Esta novela, la primera de una trilogía, funciona como una dura crítica al sistema comunista. Hay una pugna evidente entre ideologías occidentales y orientales, aunque la mayoría de sus planteamientos filosóficos se ambientan en China.

Todo comienza en 1967, en pleno auge de la Revolución Cultural China. La historia arranca con un saneamiento social, una matanza de los que estén en desacuerdo con un régimen autoritario. Un grupo de estudiantes quiere hacer justicia con sus propias manos, y movidos por el odio desatan una revolución.

Una astrofísica llamada Ye Wenjie es reclutada para el proyecto secreto “Costa roja”, pues años atrás su padre fue torturado y asesinado por enseñar la teoría de la relatividad, algo que se consideraba un crimen contra la revolución. Ye Wenjie vendrá a ser un personaje que nos conecta con lo que sucederá 40 años más adelante.

Luego damos un salto. En el año 2007, un experto en nanotecnología de nombre Wang Miao es reclutado por el Gobierno para una investigación. La organización que lo emplea se llama “Fronteras de la Ciencia”, sus investigaciones tienen como objetivo descubrir por qué ocurre el suicidio masivo de científicos prominentes. En paralelo, Wang conoce un videojuego llamado “Tres Cuerpos”. Se trata de un juego de realidad virtual donde puedes viajar por distintas épocas, lo cual sirve de puente para revelarle al lector la relación que existe entre el pasado y el futuro.

Dos líneas temporales convergen de forma inesperada, haciendo contacto con una civilización alienígena. Esta se encuentra en un mundo que orbita alrededor del sistema triple Alfa Centauri. La inestabilidad orbital hace que el planeta sufra variaciones climáticas severas, lo que impide un adecuado desarrollo de su tecnología. Los trisolarianos son incapaces de predecir lo que sucederá a causa de sus limitaciones mecánicas, pero al descubrir la existencia de la Tierra deciden que es un mundo ideal para solucionar su problema. Por este motivo, preparan una flota de invasión que conquistará nuestro planeta. Lo más interesante es que hay humanos que están de acuerdo con la llegada de los extraterrestres, aunque la Tierra tiene cerca de dos siglos para preparar adecuadamente su batalla, a causa de la distancia que nos separa del planeta alienígena. ¿Será esta espera una clave para comprender los suicidios masivos de algunos científicos terrestres?

El libro tiene varios personajes entrañables, como Da Sha, un policía que es reacio a todo lo relacionado con la ciencia, pero que lentamente se va adaptando a la realidad. Wang no lo ve con buenos ojos por ese motivo.

Si bien este género literario suele ser bastante explícito (exponiendo incluso detalles de astrofísica y matemática), uno debe ir con la mente dispuesta a absorber otros temas complejos. En el fondo se nos habla de pensamientos políticos, militares y culturales.

Aunque a ratos los personajes puedan parecer un poco planos, hay que tener en cuenta el contexto y la historia de una cultura tan interesante como la oriental.

Esta novela fue la ganadora del Premio Hugo 2015, la primera novela china en adjudicarse este certamen.

“¡Para desarrollar una ciencia revolucionaria, debemos derrocar el estandarte del capitalismo representado por la teoría de la relatividad!”



Categorías:Crítica de libros

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: