Chile y otros 22 países le piden a Rusia investigar campos de concentración para homosexuales en Chechenia

  • De esta manera la Cancillería chilena cumplió el compromiso asumido con el Movilh, en orden a pronunciarse públicamente sobre las políticas homofóbicas de Rusia.

Varias naciones hicieron un llamado a Rusia para que se investiguen las denuncias de torturas y campos de concentración para homosexuales en Chechenia. La intención es erradicar todo tipo de abuso basado en la orientación sexual,  llamado que fue festejado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

La denominada Coalición por la Igualdad de Derechos, que integran Chile y otros 22 países, efectuó “un llamado urgente a las autoridades federales rusas para que dispongan una investigación independiente y veraz sobre los informes de detención arbitraria, tortura y homicidio de hombres gay por parte de los servicios de seguridad y otras autoridades chechenas”.

La Coalición de países, creada en una conferencia celebrada en Montevideo en julio del año 2016, añadió que si las denuncias “resultaran ser ciertas, exhortaremos al Gobierno ruso a tomar medidas para asegurar la liberación de cualquiera de estas personas que haya sido detenida injustamente, haciendo que tomen responsabilidad sus autores. Estas medidas corresponden con los compromisos internacionales en materia de derechos humanos que el Gobierno ruso ha asumido”.

El Movilh valoró “profundamente que Chile sea uno de los países que gestionó este pronunciamiento frente a los crueles episodios que están ocurriendo en Chechenia, donde las personas son llevadas a campos de concentración por ser homosexuales, torturadas y luego, tras ser liberadas, asesinadas por sus propios familiares que no toleran la orientación sexual diversa”.

El organismo añadió que se trata de “abusos extremos que el estado ruso alimenta con sus políticas represoras. Por ello, esperamos que la Cancillería vaya más lejos y coordine acciones de monitoreo para obtener respuestas al llamado que se efectuó junto a otros 22 países”.

Durante el pasado 16 de abril, el Movilh solicitó al canciller Heraldo Muñoz acciones y pronunciamientos del Gobierno chileno contra estos abusos. En ese momento, la Cancillería informó al Movilh que gestionaría un pronunciamiento que se hizo efectivo en las últimas horas.

Junto a Chile, firmaron la declaración Albania, Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Eslovenia, Estados Unidos, Estonia, Francia, Italia, Nueva Zelanda, Noruega, España, Países Bajos, Reino Unido, República Checa, Suecia, Suiza, Ucrania y Uruguay.