“Una librería en Berlín”, el testimonio de la supervivencia

  • Este libro es un verdadero descubrimiento, el fenómeno literario de la rentrée francesa en casi 300 páginas.

En 1921, Françoise Frenkel, una joven apasionada por la lengua y la cultura de Francia, funda la primera librería francesa de Berlín. La Maison du Livre es un lugar de reunión y debate para los amantes de libros. Con la ascensión del nazismo, el clima de la capital cambia y Françoise debe escapar a París, donde empezará su viaje para huir de la persecución judía.

Una librería en Berlín nos descubre la voz y la mirada de una mujer que se enfrenta a la adversidad sin perder la fe en el ser humano. Su determinación la llevará a evitar un destino trágico en manos del odio que la rodea.

“Aquella noche comprendí por qué había podido soportar la agobiante atmósfera de los últimos años en Berlín. Yo amaba mi librería como una mujer ama, con verdadero amor”, escribe Françoise Frenkel en la que fue su única novela. Tras la publicación, nunca más se supo de la suerte de esta narradora, cuya increíble historia fue elogiada por el mismísimo Patrick Modiano como “un testimonio impresionante”.

Esta obra fue redescubierta el año 2015. Actualmente es publicada por el sello Seix Barral.

 


 

Frymeta Idesa Raichenstein-Frenkel nació en Polonia en 1889. Fue librera y escritora. Abrió junto a su marido, Simon Rachenstein, la primera librería francesa en Berlín: La Maison du Livre. En 1939 se exilió en Francia, siguiendo los pasos de su esposo, quien se había marchado años antes, aunque él terminó en Auschwitz, donde murió en 1942.

Tras la invasión alemana, Frenkel se refugió en zona libre e intentó llegar a Suiza de manera clandestina. Después de conseguirlo escribió Una librería en Berlín, el testimonio de su propia vida durante el exilio, que publicó una pequeña editorial suiza en 1945 y cuya única reseña encontrada de la época, en la revista Le Mouvement Féministe, describió de esta forma: “Rayos luminosos se deslizan entre las imágenes de miseria. Ni una queja, solo hechos narrados con decencia y contención. ¿No será la propia Françoise Frenkel una de esas tantas heroínas desconocidas?”.



Categorías:Letras informativas

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: