“El color prohibido”, de Yukio Mishima

Por Vodka Popota.

Una novela puede despertar un sinfín de emociones y sentimientos. Que sean crueles o bondadosos es otro tema.

“El color prohibido” nos habla acerca del odio y el rechazo. Su protagonista, Shunsuke, es un reconocido escritor que tiene más de sesenta años. Sus obras nunca han sido autobiográficas y por lo tanto están muy lejos de mostrar sus verdaderos sentimientos. Los escritos están en francés, son diarios que ha venido trabajando durante toda su vida.

Shunsuke se ha casado tres veces. Tres veces también se ha divorciado. Por ello se acostumbra al rechazo, depositando en sus diarios un profundo odio hacia las mujeres. Ese es su verdadero ser. Y como detrás de la misoginia suelen encontrarse hombres repletos de frustración, dado que nunca han podido poseer a la mujer en su sentido más amplio, el aborrecimiento se transforma en una válvula de escape. Una salida.

El protagonista vuelve a caer en las redes del amor, aunque nuevamente no es correspondido. Yasuko lo mira con ojos distantes, ya que está enamorada de Yuichi. Shunsuke sigue acumulando odio en su interior. Por otra parte, Yuichi conoce azarosamente a Shunsuke y le confiesa que es homosexual. En ese momento crece la sed de venganza, nace una idea para que Shunsuke ajuste cuentas con Yasuko: le paga una cantidad de dinero considerable a Yuichi para que se case con ella y la convierta en la mujer más infeliz del planeta.

“Todas se enamorarán de ti, pero tú no amarás a ninguna, puesto que amas a los hombres y harás de ellas unas desdichadas”.

En este breve párrafo se resume la idea principal, una cruzada en la que se embarcarán Shunsuke y Yuichi. Uno por dinero, el otro por rencor.

La novela es un auténtico viaje por la tradición y cultura japonesa, así como una muestra del ambiente homosexual en Japón, con sus libertades, escrúpulos y costumbres más arraigadas. Estamos frente a un libro interesante, una puerta que nos lleva a conocer la naturaleza de oriente. Queda en evidencia la maestría de Mishima, porque su pluma se maneja con gracia y define el contorno del ser humano.

“Cuando uno se convence de que, al enamorarse, resulta tremendamente vulnerable, la idea de haber vivido hasta entonces desconocedor de esta verdad le hace estremecerse. Por esta razón, el amor vuelve virtuosas a ciertas personas”.

 

 



Categorías:Crítica de libros

Etiquetas:

1 respuesta

Trackbacks

  1. “El color prohibido”, de Yukio Mishima – m100abogados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: