Encuesta del Injuv revela el todavía poco interés de jóvenes por la política

R.M.

Más de 1.100 jóvenes de todo el país participaron entre julio y agosto pasado de una reveladora encuesta realizada por el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), cuyo propósito era conocer qué piensan sobre las próximas elecciones presidenciales, las propuestas de los candidatos y, por cierto, de la política.

Los pronósticos planteados por una gran mayoría de expertos electorales parece confirmarse, porque el sondeo reveló que 47% de los encuestados “definitivamente irá a votar” en las elecciones de noviembre, mientras que otro 27% “probablemente” lo hará. Es decir, menos de la mitad de los jóvenes muestra real interés.

La cifra es podría interpretarse como positiva, si se toma en cuenta que en las elecciones municipales de 2012 y posteriormente en las de 2016, participaron entre 750 y 790 mil jóvenes, mientras que en las últimas presidenciales, un millón 200 mil jóvenes.

Vale decir, el porcentaje de aumento oscila al 85%, por lo que el voto de los jóvenes podría ser protagonista en las elecciones de noviembre próximo si se mantiene e incluso aumenta esta tendencia.

De hecho, un sondeo realizado –también por el Injuv– en 2013 arrojó que en las primarias presidenciales desarrolladas en junio de ese año, un 44% de los jóvenes afirmó que “no iría a votar”, mientras que un 27% sí lo haría.

Los datos de la muestra desarrollada este año son interesantes, si se toma en cuenta el nicho al que ha querido apuntar con fuerza el Frente Amplio y su candidata Beatriz Sánchez, quien se ubica tercera en la mayoría de las encuestas.sesgo_portada

Con todo, las primarias del FA apenas concitaron 320 mil votos, particularmente de jóvenes que acudieron a esa instancia electoral.

Otros datos

Pese a la benevolente opinión de que más del 40% de los jóvenes le interesa ir a votar, hay otro dato que expone el sondeo: 50% dice que no le interesa la política, mientras que un 28% reconoce que le importa “algo” y hay un 44% que le produce desconfianza.

De todas formas, el 71% cree que “las votaciones son un factor de cambio en la sociedad”.

Estos datos, sin duda, deben ser tomados en cuenta por los candidatos y los partidos políticos para volver a “encantar” a los jóvenes y motivarlos a que asistan a las elecciones. El factor de voto voluntario, explican algunos expertos, también tendría incidencia en el poco interés.

Pero hay más. Los casos de corrupción en el financiamiento de las campañas, promesas no cumplidas, la poca renovación en los rostros y actitudes anacrónicas de los personeros terminaron por hastiar a los jóvenes.

La VIII Encuesta Nacional de la Juventud de 2015 reveló que el 44,3% de los jóvenes enfatizó que la democracia es preferible a cualquier forma de Gobierno, vale decir, el sondeo reflejó 11 puntos porcentuales menos que en la versión anterior de 2012.

El desafío de los políticos es grande, si se toma en cuenta que la sociedad a nivel mundial ha ido cambiando y que la política se ha ido desprestigiando con el paso de los años.