Mother!: Cuando el hogar no es suficiente

Por Jorge Cocio

Alguien me dijo una vez que las grandes películas son aquellas que te dejan en estado de shock. Te afectan tanto, que te obliga a volver a verla. Tal es el caso de Mother!, la cual debe ser vista más de una vez para entender el universo que hay en ella.

Si hay una característica que podemos atribuirle al director Darren Aronofsky es de ser alguien que se arriesga, un factor que sin duda, en estos tiempos de fórmulas y trilogías, lo encontramos cada vez menos. Y esto lo menciono, porque sus obras fílmicas siempre están dando algo de qué hablar. Es un doble mérito para este autor que a pesar de sus años de oficio tiene a su haber pocas obras, lo que puede interpretarse como la necesidad de contar bien una historia sin importar el tiempo que demore.

Pero hablemos de Mother! Lo primero a recalcar son dos aspectos que la distinguen de sus anteriores películas: que es una historia desarrollada en un solo escenario; y el uso mayoritario del plano subjetivo para hacer hincapié en las emociones de la protagonista Jennifer Lawrence. De esta forma tenemos una producción que busca poner al espectador lo más cercano posible en los hechos.

¿Qué es Mother!? Puede que para unos se convierta en una cinta de terror psicológico, un drama de pareja o una historia paranormal, pero desde mi punto de vista es un conjunto de símbolos, como al más puro cine debe ser. Pero lo más interesante es cómo se incluye un nuevo tema central dentro de la filmografía del director. Así, y de forma muy breve, tenemos que ha pasado desde el orden de la realidad a través de los números (Pi, el orden del caos), la adicción (Requiem por un sueño), el amor (The Fountain), la redención (El Luchador), la perfección (El cisne negro) y el renacimiento de la humanidad (Noé). Pero en el caso de Mother! hay muchos más temas que se mezclan con lo contingente, la tradición judeocristiana y la violencia hacia la mujer en una sociedad que aspira a ser más civilizada sobre todo desde las redes sociales.

Desde mi punto de vista Mother! sugiere que este mundo para esta especie no es suficiente, que nada lo sacia ni conforma, sobre todo al sentirse dueños de todo, pero sin hacerse cargo hasta que se enfrentan al apocalipsis.

En este sentido, la última película de Darren Aronofsky se convierte en una experiencia extraña y fascinante que nuevamente nos muestra que es alguien que busca el shock en el espectador convirtiéndola en una cinta, no para todos, pero sí para los que buscan algo distinto.

 

*Jorge Cocio es músico y escritor. Ha desarrollado un proyecto musical concretado en tres discos: “Nada es Eterno” (2009), “Preludio de Invierno” (2010) y “Frío Verano” (2017). Junto a eso ha editado dos plaquettes de poesía: “Noche primitiva” (2013) y “Continente” (2017).

 

Título: Mother!

Director: Darren Aronofsky

Duración: 2 horas

Año: 2017

Mother!.jpg

 

 

 



Categorías:Crítica de cine

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: