#Soledad #Amor, comentario a la película Her

Por Jorge Cocio*

Alguien en alguna ocasión dijo que todos los problemas de las personas se resumen en que no pueden estar solos consigo mismos, pero nadie ha dicho qué ocurre cuando ese estado se prolonga más de lo que el cuerpo necesita. Y es que el tema de la soledad pareciera ser uno de los grandes asuntos de este siglo. Por algo es que la gente la evita mirando sus pantallas; dedica su tiempo en pensar en el mejor posteo; e invierte miles de minutos a la semana en redes sociales con tal de darle movilidad constante al flujo de información para no llegar al silencio cotidiano de la realidad. Y bueno, es por eso que me ha parecido interesante considerar comentar una cinta que ya tiene sus años, pero que va envejeciendo bastante bien: Her, de Spike Jonze

Se trata de la última película –hasta la fecha– de este director quien ha hecho una corta, pero intensa filmografía con cintas como Quieres ser John Malkovich (1999), Adaptation (2002) y Donde vienen los monstruos (2009). Estos filmes nos han entregado historias sobre los límites de la identidad, el horrible proceso de la creación y todo el camino que se atraviesa al dejar la niñez.

Y bueno, para este caso si tuviera que resumir en pocas palabras la cinta, trata de un escritor de cartas ajenas que conoce a “un sistema operativo que te escucha, entiende y conoce”, a tal punto que la interacción lentamente se transforma en una relación con sus pros y contras, dependiendo de nuestro punto de vista. Pero lo dicho no es más que la primera capa, ya que debajo de esa historia se expone lo intenso y difícil que es el amor, junto a las conexiones que podemos tener con los demás, al punto que pueden morir con unos silencios o nacer de una palabra.

De igual manera el tema de la tecnología no es un asunto menor al plantear nuestra actual relación de dependencia, así como también la forma de socializar al estar rodeado de estos instrumentos que modifican nuestra conducta. Asimismo, toca lo que se viene en el futuro en cuanto a la inteligencia artificial (este tema de inmediato lo asocio con otro filme: Ex Machina) o como ya lo mencioné previamente el rol y valor de la soledad en un futuro que parece tenerlo todo arreglado. Porque cuando analizamos el título de este filme cabe preguntarse ¿a quién se refiere exactamente con ella? ¿Al sistema operativo, a su soledad o a otra cosa?.

De esta forma Her, se convierte en una película que con un par de buenos momentos y diálogos de mucha belleza, acompañados de la banda sonora a cargo de Arcade Fire –mención aparte que mediante notas de piano, sintetizador y solo un tema con más instrumentos conforman el soundtrack– nos ayudan a experimentar la intimidad de dos seres que contemplan el infinito y que se buscan en esa incansable continuidad de momentos y espacios de lo que llamamos vida quererse, perdonarse y encontrarse para quizás encontrar el amor.

*Jorge Cocio es músico y escritor. Ha desarrollado un proyecto musical concretado en tres discos: “Nada es Eterno” (2009), “Preludio de Invierno” (2010) y “Frío Verano” (2017). Junto a eso ha editado dos plaquettes de poesía: “Noche primitiva” (2013) y “Continente” (2017).

Título: Her

Director: Spike Jonze

Año: 2013

Duración: 2h 6min

her-716403893-large.jpg

 



Categorías:Crítica de cine

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: