No se nace mujer: se llega a serlo

Por Jorge Cocio*

“No se hace mujer: se llega a serlo”. Quizás la  frase de  Simone de Beauvoir sea el mejor inicio para este comentario, dado que pocas veces se encuentran películas capaces de resumirse en una línea. Y es que Una mujer fantástica, la última cinta de Sebastián Lelio, nos presenta una historia donde justamente se da el acontecimiento de la identidad de alguien desde el primer al último minuto. No sólo por el hecho de saber quién eres, sino también por cómo los otros legitiman tu ver, sentir y amar.

Aunque ya en anteriores cintas como La Sagrada Familia, El año del tigre o Gloria habíamos tenido ejemplos de historias sobre el valor de la apariencia sobre la esencia de la personas; es en esta cinta donde el tema se hace más potente. Porque aunque en los previos trabajos encontramos temas como el arquetipo femenino, el prejuicio social de estar en prisión o cómo la tercera edad aún es vista como un momento donde ya no se puede sentir el placer como en la juventud. En Una mujer fantástica, se instaura el valor de la diferencia y apariencia con una persona del tercer sexo como protagonista.

Si bien es cierto que la trama de la película es bien sencilla, son los personajes y el entorno lo que provoca el encuentro interior de la protagonista que nos regala –a nosotros– sus miradas y silencios para mostrar el doble estándar de esta sociedad civilizada. El incluir un par de escenas en las que ella despliega su talento musical, nos da a entender una mayor profundidad para convertirla en alguien que no culpa a los demás por sus problemas.

Una mujer fantástica es una cinta que permite manifestar otras realidades en las que hay gente, emociones y sentimientos reales. En ella se puede representar lo más fidedigno del amor, el duelo y la aceptación de uno cueste lo que cueste. Quizás no sólo son las mujeres las que se van haciendo con la vida y el tiempo, sino todos nosotros.

 

*Jorge Cocio es músico y escritor. Ha desarrollado un proyecto musical concretado en tres discos: “Nada es Eterno” (2009), “Preludio de Invierno” (2010) y “Frío Verano” (2017). Junto a eso ha editado dos plaquettes de poesía: “Noche primitiva” (2013) y “Continente” (2017).

 

Título: Una mujer fantástica

Director: Sebastián Lelio

Año: 2017

Duración: 104 minutos.

 

sade-721.jpg



Categorías:Crítica de cine

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: