Franco Barbato: “El poeta es la roca fundacional de las civilizaciones”

  • El autor nacional, radicado en Suiza, hace su debut literario con un ambicioso libro de poemas que están escritos y presentan la evolución de la historia en veinticuatro horas, emulando al “Ulises” de Joyce.

Por Felipe Valdivia M.

A pesar de que actualmente vive en Suiza se nota entusiasmado a través del teléfono. A la distancia, el poeta Franco Barbato, sigue atento lo que ocurre en Chile, los movimientos sociales, el quehacer diario, las discusiones políticas. Opina con propiedad.

De alguna manera sus poemas podrían leerse bajo esa óptica. “El Pilar de la Creación” (Calibar Ediciones) es un poco de eso. Es un puñado de poemas que abordan temáticas disímiles entre sí: tiempo, galaxia, espacio, política, entre otros.

La gracia es que todo ocurre en un día. Emulando al “Ulises” de Joyce, sus poemas deben leerse entre líneas, casi como una clave para descifrar y descomprimir lo mucho que podría ocurrirnos en tan solo 24 horas: “vivimos entre las sorpresas y la monotonía. A veces solo se necesita un mero día para cambiar al mundo”, dice el poeta.

–¿Por qué tus poemas se contextualizan en un solo día?

–La estructura vino sola, no lo pensé mucho. La idea es comprimir la basta existencia del tiempo en un solo día, donde todo puede suceder, pues así es como pasa en la vida.

–¿Pero cuál es el objetivo finalmente del poemario?

–La idea es invitarlos a un paseo por el laberinto de mi mente en un día, entrando al bosque flotante de mis pensamientos y huir del fuego eterno que lo amenaza. Los invito a relativizar el tiempo y pasar una jornada conmigo, combatiendo por el multi-verso que se cae a pedazos mientras soñamos con los ojos abiertos. Es un libro para utópicos y soñadores… debería agregar la etiqueta de advertencia por su alto contenido de imposibles.

–Pese a ese “imposible” que mencionas, de igual forma, tus poemas tienen bastante crítica a una sociedad decadente. ¿A qué sociedad apuntas… a la europea o la chilena?

–Veo la decadencia de la sociedad empujada principalmente por la estupidez e ignorancia y un mundo sufriendo importantes cambios estructurales y a las sociedades en crisis frente a esto. Y también contemplo esta nueva moral ofendida y caprichosa, atacando la propia historia. Espero que no se me malinterprete, he sido y seré rebelde toda mi vida, pero más que rebelión, mi nariz olfatea sólo modas sociales.

–¿Cuáles por ejemplo?

–Hoy basta solo un #prayfor o un #todosomos para aliviar la conciencia. El mundo y las fronteras se agrandan, pero nuestra humanidad se empequeñece. Se trata de toda una generación de inútiles reclamando desde su computador, mientras el mundo arde. Esos hipócritas me molestan casi tanto como los problemas que dicen combatir desde la trinchera de Facebook.

La poesía y el espacio

Franco Barbato tiene una mirada poética en el amplio sentido de la palabra. Prefiere mirar el mundo desde la poesía rescatando la importancia que ha tenido el género para determinar la historia universal.

De alguna manera, el ambicioso título de su poemario intenta dar luces sobre eso, la poesía como creación y arranque de la humanidad y base de toda explicación a lo que nos puede ocurrir. Ahí radica la trascendencia de que sus poemas transcurran en 24 horas. FB_IMG_1534514536545.jpg

Pero, también, en el libro hay ciertos atisbos de los intereses e inquietudes de Barbato. Sin ir más lejos, en el poema Asesinos modernos, hay un verso que dice “ya nadie lee poesía”. Una declaración de principios bastante temeraria si se toma en cuenta su debut literario, precisamente, desde las trincheras de la poesía.

–¿Por qué crees que es necesaria la poesía para el mundo?

–El mundo necesita urgentemente poesía, pero no se la merece. Muchas veces se ignora su importancia y se tiende a confundir con el rol del artista. Si piensan en el origen de todas las civilizaciones, encontrarán siempre un relato poético, que es algo así como el origen mítico de un pueblo determinado. El poeta es la roca fundacional de las civilizaciones.

–¿Y cuál es el papel de la poesía hoy?

–El mundo cambió, pero no nuestra forma de nombrarlo y aprehenderlo. Somos una generación del milenio pasado que vivió –y sigue viviendo– la principal transformación en la humanidad desde la invención de la rueda. Se necesitan nuevos poetas, artistas y creadores. Tenemos la obligación de crear un nuevo lenguaje que permita aprehender el mundo de hoy.

–¿Influye la era digital en esta mirada de “aprehender” al mundo?

–Vivimos en una época revolucionaria, pero no nos damos cuenta debido al volumen de información. Me logueo, luego existo, sería la mejor actualización de Kant para la actualidad. Lo que ayer era ciencia ficción, hoy es ciencia dura, como por ejemplo, el acelerador de partículas y los descubrimientos del Voyager, entre otros. Somos escombros ideológicos del milenio pasado.

–¿Si tuvieras que catalogar tu poesía que nos podrías decir, hay algún tema que te interese puntualmente?

–Como escritor tengo un solo norte: la trascendencia. Mi intención es patear la cerca de la frontera de mi imaginación aún más allá y pararme en su vértice para observar al Cosmos. Me apasiona la astrofísica, la ciencia e ingeniería espacial. A ratos me viene esta idea que el Sol no es más que el núcleo de un átomo y los planetas son los electrones que orbitan en torno a él. Escribo: “Infinita escala de vida hacia arriba/Infinita escala de vida hacia abajo”. Somos pequeños parásitos en el cuerpo de un coloso que ni siquiera podemos dimensionar.

–A propósito, en varios de tus poemas haces alusión al universo, las galaxias, las estrellas. ¿Cómo ves lo que está pasando con Marte? ¿Cómo crees que la especie humana lo está tomando?

–MI interés por la astronomía se lo debo a mi hermano Christian (Q.E.P.D.), a quien está dedicado el libro. Él estudió matemática y astronomía y desde que lo conocí, a mis 19 años, se me abrió una ventana que separa la noche del universo (o multiverso, para ser más exacto). Espero, en todo caso, que el humano deje de lado esta prepotencia racial de andar “colonizando” y empiece a preservar y respetar aquello que ya es.

–En los temas astronómicos también hay mucha poesía…

–Te lo respondo de la siguiente forma: Los principales desafíos para la astrofísica están en la Teoría de las Cuerdas, que comprobaría la existencia del multi-verso. Está el enigma de los agujeros de gusano que nos permitirían viajar en el tiempo e ir a otros lugares de la galaxia, hacia las infinitas posibilidades de nosotros mismos. ¿Acaso eso no es poético?

Los mismos payasos de siempre

Hace más de seis años que Franco Barbato se fue a vivir al extranjero. Primero en Australia, luego en la Patagonia y ahora en Suiza. Pero eso no le impide seguir de cerca la contingencia en nuestro país.

“Cuando veo a mi Chile así, sangrando como lo está haciendo, siento mucha pena e impotencia. Veo a una clase dirigente con privilegios únicos en el mundo y a una ciudadanía estafada, abusada y envilecida por las propias instituciones de la República”, agrega.

–Visto desde un país como Suiza, sin entrar en comparaciones inútiles, ¿cuál crees que es el principal problema chileno?

–La principal crisis de Chile es moral. Se justifica lo injustificable y bajo un gran manto de ignorancia se permite el maltratado. ¿Existe algún país donde haya funcionado el modelo neoliberal chileno? Es cosa de mirar Suiza, Suecia, Noruega, Finlandia. Todos países donde el Estado tiene un gran rol dentro de la sociedad, con educación pública de calidad y un sistema sanitario que respeta y cuida a sus ciudadanos. En Chile sin plata te mueres. Y punto.

–En este sentido, los movimientos sociales están haciendo algo importante…

–Los movimientos sociales me parecen muy mal enfocados, aunque en Latinoamérica tienen mucha más fuerza y contenido que los europeos, pero nuestra baja autoestima cultural nos impide verlo solo hasta cuando viajamos.

–Pero gracias a los movimientos se han podido posicionar ciertos temas en la agenda…

–Más que movimientos, veo modas sociales, veo mucha rabia y pocos argumentos. Empatizo con la rabia, siempre lo he hecho, pero no con la ignorancia. Veo solo rebaños sometidos bajo la tiranía de cualquier “ismo” que siempre implicará la imposición vertical de una realidad, Yo solo deseo una sociedad con gente libre, con humanos ricos en humanidad.

–¿Y el Gobierno actual, cómo se ve desde allá?

Hace décadas que veo un circo donde solo cambian los payasos, pero los principales culpables son los ciudadanos. Ellos votan o, peor aún, no votan, relegando el futuro del país a otros rebaños secuestrados por los partidos políticos. Los planes educaciones deberían incluir más educación cívica, filosofía, historia, arte, música, para no olvidarse de pensar.

 


El Pilar de la Creación lo puedes encontrar en:

Alejandría Libros: Lastarria 5, Santiago.

Libros Prologo: Merced 373, Santiago.

Librería Truman: Apumanque, local 9.

Librería Jerplaz: Matta 502, La Serena, Coquimbo.

IMG_20180817_162954.jpg



Categorías:Entrevistas

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: