Las dos noches “Fome” de Los Tres

  • La banda, liderada por Álvaro Henríquez, se presentó en doble jornada apara sus fanáticos reviviendo de forma íntegra uno de los discos fundamentales de la historia del rock nacional.

Por FVM

Había mística, emoción, nostalgia, algarabía. Quizás más. Tal vez las palabras no sirvan para describir las dos noches en el Teatro Coliseo, cuando Los Tres revivieron uno de los álbumes fundamentales de la historia del rock nacional.

Fome. Nunca una palabra tan irrelevante tomó tanta importancia para las casi 4 mil personas que repletaron el aforo durante las dos jornadas de presentación, con Álvaro Henríquez encabezando las presentaciones.

Se le veía impecable. Completamente de negro y con los característicos lentes oscuros, Henríquez reapareció de forma oficial junto a Los Tres desatando la euforia colectiva, en cuya puesta en escena incluyó un escenario completamente de rojo con el título del álbum y su distintiva tipografía que, a esta altura, logró convertirse en ícono.

Sobre el escenario, pura juventud, como en los mejores tiempos de Los Tres. Un Álvaro Henríquez que quiso dejar muy en claro que su recuperación le permitió entrar a otra etapa. El público lo sabe y por eso, gran parte de las noches la ovación iban dirigidas a él. También para el histórico bajista y amigo, Roberto “Titae” Lindl, además del guitarrista Sebastián Cabib, el baterista Boris Ramírez y otro ícono de la banda, Cuti Aste.

Henr´qieuz-Lindl

Porque hay que decirlo, Los Tres nunca más sonaron como tal luego de la partida de los otros dos integrantes originales (Ángel Parra y Francisco Molina). Por eso interpretar Fome, después de 20 años de su lanzamiento era todo un desafío.

El actual quinteto, pese a algunas dificultades técnicas y de sonido, tocó la placa de manera integra respetando la secuencia original del disco.

Pasadas las 21 horas comenzó a sonar Claus, con Titae en el órgano y Henríquez con un bajo, dejando prendidísimo al público que comenzó a corear de inmediato Bolsa de mareo que sonó potente, rockera, como siempre se ha escuchado ese tema.

De ahí en adelante se fueron distintos momentos emocionales, de acuerdo a los temas, como por ejemplo, en Me arrendé con un teatro sumamente emocionado coreando la canción, situación que se repitió durante las dos jornadas y que muchas veces, por su fuerza, opacó un tanto la voz de Henríquez.

Interesante puesta en escena de Los Tres, dado que en sus presentaciones en vivo es difícil escuchar parte del repertorio de Fome. Por eso fue un concierto memorable.

Hubo un bis que duró más de 40 minutos, en los que la banda repasó algunos de sus clásicos de distintos discos de su historia. Pero a esa altura el público ya se había rendido a sus pies. Noches memorables es el mejor calificativo para ambas jornadas. Ojalá que se repita pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s