Mauricio Purto, autor de En defensa de la Marihuana: “Estoy convencido que Chile va en el camino de liberar el consumo de cannabis”

  • El médico y montañista Mauricio Purto Arab (Melipilla, 1961) conversa en exclusiva para Soy Pensante acerca de su último libro, en el que remarca las virtudes de la cannabis y dispara contra las minorías conservadoras que mantienen la marihuana en la ilegalidad.

Por Equipo Soy Pensante

— ¿Qué te llevó a escribir este libro?

—“En Defensa de la Marihuana surgió en una reunión que sostuvimos con los editores Melanie Josch y Daniel Olave, de Penguin Random House, cuando estábamos abocados a otro libro que editamos: Camino a la Cima. Entonces surgió la anécdota de la “Abuelita Cannabis”, la señora María Luisa Velasco, que fue tomada presa en 2005 por tener plantas de cannabis. En esa ocasión la defendí públicamente y en los tribunales, donde declaré que yo le había recetado la cannabis, cuestión que causó alto revuelo en Chile porque fui el primer médico que recetó cannabis en Chile y la señora era la esposa del senador Juan Hamilton. A los editores se les ocurrió entonces que escribiera un libro sobre cannabis partiendo justamente por esta anécdota. Acepté. Toda vez que en Chile los médicos han estados ausentes del debate y que yo soy además usuario y además de su consumo recreacional la he usado para el dolor crónico después de diez operaciones a mi columna”.

— ¿Cuáles son los argumentos que utilizas en tu libro para defender el uso de la marihuana?

—“En Defensa de la Marihuana no es una pancarta que diga: “Consuma Marihuana”. Pasa que la cannabis es una planta medicinal y ha sido usada en la farmacopea humana desde hace aproximadamente cinco mil años. Se sabe que en China, en esa época, los médicos la recetaban para combatir los dolores premenstruales y dolores cólicos, y como sedante para aliviar el dolor, la angustia y mejorar la calidad del sueño. Como casi todas las drogas tiene efectos secundarios a veces no deseados, como miedo, desorientación, lipotimia, y en los adolescentes un síndrome amotivacional, traducido en flojera, sin ganas de hacer nada. Esto en un 5% o menos de los consumidores.

“No obstante, la cannabis está en el manual de la FDA en Estados Unidos, su oficina de administración de drogas y alimentos. Está probado científicamente que la cannabis es una gran ayuda en pacientes con náuseas y anorexia producto de la quimioterapia, se usa además en el tratamiento del dolor crónico, de la epilepsia refractaria, de la anorexia, y como psicotrópico psicoterapéutico, ya que induce sedación sin desconexión como las benzodiacepinas, sensación de euforia, produce revelaciones, inspiración y aumenta la imaginación”.

— ¿Qué diferencias tiene este libro respecto de otros que se han escrito defendiendo el consumo de la marihuana?

—“En Defensa de la Marihuana es un libro original en Chile y como tal refleja nuestra sociedad. Está escrito desde mi perspectiva como médico y usuario de cannabis. Incluye mis experiencias en India, como Sadhu, y Sannyasin, de Osho. Y mis conversaciones con psiquiatras chilenos y neurofisiólogos. En Defensa de la Marihuana es un testimonio personal y un resumen de ciencia y psicología en relación al tema de la cannabis como planta de poder y planta medicinal. En fin, como planta sagrada de muchas culturas ancestrales. Para elaborar En Defensa de la Marihuana revisé mucha bibliografía científica que va desde que tenemos receptores cerebrales de cannabis a que nuestro cerebro produce cannabis endógena. Sí, nuestro cerebro produce cannabis. Quizás la argumentación de En Defensa de la Marihuana no es nada nueva en países más evolucionados que el nuestro, pero es el primer libro que en Chile habla abiertamente del tema y lo hace un médico”.

— ¿Crees que Chile llegue algún día a legalizar el consumo de la marihuana tal como en Uruguay?

—“Estoy convencido que Chile va en el camino de liberar el consumo de cannabis, toda vez que el mundo evoluciona hacia allá. No obstante, persiste gente en Chile que contra toda evidencia científica se niega a aceptar que es una planta medicinal y que puede aliviar y cambiarle la vida a mucha gente. Por qué pasa esto en Chile, pienso que es por un grupo conservador a ultranza, impermeable a la evidencia. Es como en la época de Galileo cuando pensaban que la Tierra era el centro del universo y era plana y si decías lo contrario y lo probabas, te llevaban igual a la hoguera. En California de los mil millones de dólares que involucró el comercio legal regulado de cannabis, el 30% fue a fines generales, 30% a educación y 10% a impuestos. Esas son sociedades que han evolucionado más que nosotros. Prueba de ello es que en Estados Unidos, Canadá, Holanda, Suiza, los países escandinavos y Uruguay no sólo se permite como fármaco sino también se permite el uso recreacional de la planta. Como paradigma de evolución sobre el tema cito que en diciembre de 2018, en Canadá, la empresa tabacalera Marlboro compró el 40% de Chronos que produce cannabis, en cientos de millones de dólares para producir cigarrillos Marlboro de cannabis.

“También y a la vista de todos se permite y comercia el alcohol etílico, que sin duda es más tóxico que la marihuana y es la primera causa de ausentismo laboral en Chile. Este doble estándar no se entiende científicamente toda vez que con los argumentos que se prohíbe el comercio de cannabis se debería prohibir el comercio del alcohol etílico. Se usa el argumento de que la cannabis induce a escalada de drogas. Es falso. Lo mismo podríamos decir del alcohol etílico que lleva a consumir cocaína. Que si se liberaliza aumentará el consumo. Esto no ha pasado en los países donde la cannabis está liberalizada. Que si se liberaliza aumentaran los adictos. El alcohol etílico es un buen ejemplo. Se comercia libremente y no por eso todos los consumidores son adictos. La adicción tiene más que ver con la disfuncionalidad y el sufrimiento. Y no tiene que ver con la droga sino con la personalidad de las personas. Un 5% de la población tiene personalidad adictiva y se hará adicta a cualquier sustancia. Otra gran mentira acuñada por el oscurantismo es que la cannabis produce psicosis, daño cerebral y trastornos de la personalidad. La ciencia ha probado que no”.

 

FICHA:

En Defensa de la Marihuana

Mauricio Purto

Aguilar

240 páginas

en-defensa-de-la-marihuana baja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s